jueves, 12 de enero de 2017

Confía

Confía
No porque todo este saliendo como lo planeaste
O porque tengas todo lo que crees necesitar.
Confía
Trascendiendo los seguros, promesas y contratos 
Soltando el control que minimice los imprevistos y las sorpresas
Confía
Aún cuando estés en el ojo del huracán
O en la noche oscura
En donde nada parece tener sentido
Y la luz brille por su ausencia
Confía
Aunque tu mundo parezca de cabeza
Y no haya un norte visible
Te sientas decepcionado, herido o engañado
O la inseguridad haya llegado a instalarse en ti
Confia
Porque la confianza es un estado de tu ser.
No es una idea de tu ego
La confianza surge de tu profundidad
En ese vacío en donde el vértigo te inunda
Tus apoyos externos se deshacen
Tu fe arraigada a falsas figuras muere
Tus apegos se van de tu alcance
Y esa identidad que crees tan real se descascara y te quedas desnudo
Entonces ya no confías
Eres confianza
Y eres la certeza que desde tu más profunda naturaleza y perfección, todo es perfecto.
Así tu mente insista en lo contrario
Así tu ego te de la batalla aferrándose para evitar su inevitable muerte.
Confía.
Que eres confianza que se manifiesta cuando renuncias a ideas fijas de éxito y logros, de control, a todas las lógicas aprendidas e irrefutables y a tantas creencias que llevas tatuadas que te impiden saberte amor y abundancia sólo por el hecho de existir.